Espejos para Tiendas

Descubre nuestras colecciones de Espejos para Tiendas

Espejo con marco de color blanco para tiendas
Los espejos son una herramienta muy efectiva para incrementar el buen Feng Shui, son particularmente útiles en negocios de venta al público, en restaurantes que dependan del flujo de clientes diariamente, y hasta en las boutiques más cool. Un espejo amplio cerca de la entrada del negocio tiene un efecto de "atraer a las personas", si la caja también se refleja en un espejo, significa "duplicar" el negocio, y esto ayuda literalmente a doblar las ventas.

Si visitas los negocios de más éxito en Hong Kong, verás que los minoristas son muy creativos a la hora de incorporar espejos en la decoración.


ESCAPARATE

Un escaparate ha de producir estímulos para captar la atención del consumidor, sensaciones que generen un interés para que se detenga y mire nuestra oferta, transmitirle nuestro mensaje/producto que motive el deseo de compra.

Los espejos generan la ilusión óptica de mayor luz y amplitud, por eso su utilización está muy recomendada para escaparates estrechos.

Hay que tener en cuenta que los espejos para tiendas también pueden destacar los defectos, como reflejos de luces, partes del artículo poco atractivas, huellas de manos, o el reflejo de los techos con defectos. Cuida la orientación de la luz y la disposición de los espejos para tiendas para resaltar tus artículos.


TIENDA

En el interior de una tienda abierta al público que depende de las ventas, los espejos para tiendas deben colocarse cerca de la entrada, donde el cliente se vea reflejado en cuanto entre, pero sin que se vea la puerta de entrada.

Además de colocar un espejo en la caja, también puedes utilizarlos para reflejar los estantes y doblar la cantidad de productos expuestos, incluso para duplicar el tamaño de tu local si es pequeño.


PROBADOR

Aquí, los espejos para tiendas son un elemento clave, estos determinarán en gran parte la compra, tienen que ser grandes para que permitan una visibilidad óptima.

Un espejo de cuerpo entero levemente inclinado hacia atrás, produce un efecto óptico que alarga la figura, con lo cual, la imagen que nos devuelve es estilizada, y la encontramos más favorecedora. Los comercios conocen este truco y lo utilizan en su beneficio, ¿quién se resiste a comprar una prenda con la que te ves más atractivo?