Espejos para Dormitorio

Descubre nuestras colecciones de Espejos para Dormitorio

Espejo color dorado para dormitorios
Los espejos para dormitorio, ya sean colgados o apoyados en el suelo, son un elemento decorativo del que no podemos prescindir.

Para el Feng Shui, el dormitorio es el ambiente más importante de la casa, puesto que mientras soñamos somos más vulnerables a las energías de la atmósfera. Para minimizar el tránsito de energías negativas, esta filosofía oriental sugiere evitar la presencia de espejos que puedan reflejar nuestro cuerpo mientras dormimos.

Por otro lado, para el Feng Shui, los espejos también pueden ser una herramienta para dirigir el movimiento de energía hacia donde nosotros deseemos. Para ello, podemos colocar estratégicamente espejos para dormitorio con el fin de crear un movimiento de energías positivas. No obstante, es conveniente no poner ningún espejo delante de una puerta, si no, estaremos bloqueando el paso de energía y de alguna manera estaremos invitándola a salir.

Más allá del Feng Shui, los espejos para dormitorio brindan numerosas funciones prácticas que pueden sernos útiles en nuestro dormitorio, además, podemos colocarlos respetando el equilibrio que representa esta técnica milenaria.


ESPACIOS MÁS AMPLIOS

Los espejos para dormitorio agrandan visualmente las estancias y aportan una sensación de mayor amplitud y continuidad a los espacios, por ello, pueden convertirse en un truco infalible en habitaciones pequeñas. Por norma general, cuanto mayor sea el tamaño del espejo mayor sensación de amplitud generará, aunque estemos acostumbrados a poner los espejos para dormitorio apoyados en las paredes, una forma de crear mayor sensación de amplitud y conseguir mayor sensación diáfana puede ser colocando espejos para dormitorio en las esquinas.

Además de ampliar el espacio, los espejos para dormitorio también pueden servir para que el techo del dormitorio parezca más alto, basta con colocarlo de manera vertical, inclinándolo un poco mirando hacia el techo.


CONSEGUIR MÁS LUZ

Otra función a destacar de los espejos para dormitorio, es que pueden propagar mucho la luz gracias al rebote que generan. Para ello, podemos colocarlos conscientemente con el fin de iluminar aquellas zonas donde no suele llegar demasiada luz, esto puede resultar un remedio eficaz en dormitorios sin ventanas o con ventanas pequeñas, e incluso en habitaciones que dan a un patio interior.

Un espejo para dormitorio bien colocado, puede transformar radicalmente la visión de una habitación aportando más luminosidad, la mejor forma de hacerlo es colocando un espejo frente a una fuente de luz natural o artificial, de esta forma, la luz rebotará y se multiplicará por dentro del dormitorio.

En definitiva, los expertos en decoración de interiores coinciden en que los espejos pueden ser una herramienta perfecta para generar mayor sensación de amplitud y luminosidad, al mismo tiempo que aportan estilo a nuestro dormitorio.